martes, 15 de abril de 2008

El libro blanco (o verde) de la accesibilidad en España

Acabo de encontrar los libros el Libro Blanco de la Accesibilidad: Por un nuevo paradigma, el Diseño para Todos, hacia la plena igualdad de oportunidades y el Libro Verde: La Accesibilidad en España. Diagnóstico y bases para un plan integral de supresión de barreras.

Estos dos libros se parecen bastante, prácticamente son iguales en estructura, aunque su contenido varía un poco. Y esto no es algo extraño, ya que los dos libros están desarrollados por el mismo equipo.

En la introducción del Libro Verde se establece el propósito de este libro:
[...] difundir, compartir y discutir públicamente la situación de la accesibilidad en España, así como los instrumentos y políticas puestos en marcha en los últimos años para su promoción y las necesarias reformas o iniciativas para avanzar en el proceso de supresión de todo tipo de barreras –arquitectónicas, urbanísticas, en el transporte, la comunicación e información, etc.– en nuestro país.

En el Libro Verde es donde está más desarrollado el tema de la accesibilidad web en el apartado 7.3.3 La red / Internet:
La red, o lo que familiarmente conocemos por Internet, permite la conexión de personas localizadas en cualquier parte del planeta mediante el uso de redes para la transferencia de contenidos y la utilización de diferentes tipos de terminales como el teléfono fijo o móvil, la televisión, los palm-tops u ordenadores de bolsillo, etc., pero fundamentalmente del ordenador.

Las personas con discapacidad pueden, por una parte, minimizar sus limitaciones operativas mediante la utilización de muchos de estos servicios, pero también pueden encontrar nuevos problemas de accesibilidad en el uso de la red. Así y como un ejemplo de aplicación positiva, el uso de Internet facilita que usuarios con discapacidad física puedan ver reducido considerablemente el esfuerzo y tiempos dedicados a desplazamientos, pudiendo disponer de más tiempo en el propio domicilio o en su trabajo y evitando la necesidad de contar con la ayuda de terceras personas en gestiones personales. Por regla general, los beneficios derivados de la utilización de los servicios existentes en la red redunda en una mayor autonomía de los individuos y una mejora en su autoestima.

La red dispone de diferentes herramientas de comunicación como son el correo electrónico, las listas de correo, los foros de discusión más conocidos como «news», el IRC (Internet Relay Chat) o «chat» y la videoconferencia.

La accesibilidad
El entorno fundamentalmente gráfico de la red le confiere un manejo fácil e intuitivo; sin embargo a la vez que facilita el acceso a la información a muchas personas supone una serie de barreras para otros usuarios a los que les impide acceder a gran parte de sus contenidos y servicios. El bajo nivel de accesibilidad de Internet se debe a que tanto los diseñadores de páginas web como los creadores, los administradores o los dueños de las mismas carecen de información sobre los problemas de accesibilidad, sus implicaciones, la existencia de grupos de trabajo sobre accesibilidad, así como de las soluciones que ya se pueden implementar. Por regla general estas soluciones son sencillas, no modifican la apariencia de las páginas y además contribuyen a facilitar la navegación de usuarios ajenos al colectivo pero que se ven favorecidos al utilizar ordenadores de bajas prestaciones, monitores de poca resolución, módems cuya lentitud de conexión se ve favorecida por la existencia de páginas alternativas de sólo texto, etc.

Para tener una mejor comprensión de las barreras de acceso a la red, se hace a continuación una breve caracterización de los usuarios en función de sus discapacidades.

Barreras específicas para el acceso a Internet

Discapacidades físicas
La discapacidad en brazos y manos por pérdidas de miembros, limitación de fuerza o problemas de coordinación tiene una importante repercusión en el acceso a la red a través del ordenador pues genera problemas de manipulación y destreza con el teclado, ratón, controles, carga/descarga de unidades de disco o CD-ROM, manejo de periféricos como impresoras, etc.

Discapacidades de visión
Tanto la ausencia total de visión como los casos con visión residual, plantean importantes limitaciones en el acceso a la red dado que los contenidos que se manejan son fundamentalmente de tipo textual y gráfico. El ordenador en su configuración básica resulta imposible de utilizar, ya que tanto la salida por la pantalla o por la impresora se basan exclusivamente en la información visual.

Discapacidades de audición
Las discapacidades auditivas con pérdida total o parcial severa de la información auditiva implican dos tipos de limitaciones al utilizar la red. Por un lado, las limitaciones derivadas de la comprensión de cualquier información sonora presente en las páginas visitadas y, por otro, las derivadas de una mala comprensión de los textos escritos.

Discapacidades de la voz
La presencia de alteraciones en el habla bien porque la imposibiliten, caso de la apraxia verbal, o bien que la dificulten como es el caso de las disartrias, disfemias, taquifemias, etc., reducen la capacidad de una persona para utilizar la voz de un modo funcional e inteligible que se traduce en las dificultades o imposibilidad de utilizar sistemas de dictado o control por la voz del ordenador.

Discapacidades intelectuales

Esta discapacidad conlleva dificultades para procesar cualquier tipo de información o contenido lo que, en la mayoría de las ocasiones, da lugar a situaciones de gran dificultad a la hora de manejar las herramientas de navegación en la red dado que implican analizar, asimilar y dar respuestas adecuadas a procedimientos muchas veces complejos y largos. A su vez, el elevado número de elementos a considerar y la necesidad de disponer de estrategias de respuesta que comportan la mayoría de los recursos tecnológicos imponen una barrera de difícil superación.

Con este tipo de discapacidad suelen venir asociadas otras como dificultades de visión, audición, coordinación, etc., que tienen un efecto multiplicador de los problemas en el manejo de las herramientas informáticas.

Tecnologías de acceso
Se puede considerar que las áreas claves de la accesibilidad a la web de las personas con discapacidad son las siguientes:

1. La accesibilidad al ordenador, distinguiendo entre los programas de acceso o software, y los equipos físicos de acceso o hardware. En ambos casos, existen dispositivos alternativos para la entrada o salida de contenidos en el ordenador de forma accesible para diversas personas con discapacidades.
2. La accesibilidad al navegador, que es el programa utilizado para presentar al usuario el contenido de la página web y que puede ser de dos tipos: a) estándar o de acceso general para cualquier persona y b) específico destinado a ofrecer facilidades de acceso a un determinado tipo de usuarios, por ejemplo, a las personas con discapacidad de visión.
3. La accesibilidad a las páginas web. Cabría diferenciar entre los contenidos, la estructuración de cada página o del sitio web en general y el formato o maquetación con que se presentan las páginas. Una vez confeccionada la página web resulta conveniente confirmar que se han respetado las recomendaciones de accesibilidad para lo cual existen servicios y listas de validación automática que facilitan la comprobación, como el analizador Bobby desarrollado por el Center for Applied Special Te chnology (CAST) y otros.

La accesibilidad en las páginas de las administraciones públicas
La red es un medio con trayectoria breve y al que las diferentes administraciones se han incorporado recientemente, por lo que todavía se aprecia en las mismas poca conciencia de la necesidad de diseñar los contenidos de una forma accesible. Egea (1998) analiza veintiséis servidores de administraciones públicas de nuestro país. Como resultado, se aprecian numerosas barreras de diseño, que con la simple medida de crear una página alternativa de «solo texto», se habrían evitado. También se constata a través de la experiencia de la navegación que los contenidos que algunas de las administraciones tienen en las guías y directorios de la red no se actualizan ni hay referencias a los departamentos a que pertenecen, ni resulta posible conocer en muchas ocasiones, al efectuar una consulta o reclamación, cuál es la persona o departamento al que se la está enviando.

Además no se debe olvidar que el Plan de Acción de la iniciativa europea eEurope tiene previsto aprobar en el año 2001, por parte de la Comisión Europea y de Estados Miembros, las directrices WAI para sitios w e b públicos de manera que se garantice a todos los ciudadanos europeos la accesibilidad de estos sitios y de sus contenidos.

Evolución futura
Internet es el soporte tecnológico de infinidad de servicios en la actualidad, y lo será más en el futuro. Si hoy en día la teleformación, la banca en línea, la compra y la sanidad disponen ya de un amplio abanico de servicios, es previsible que aparezcan muchos más, y que evolucionen separadamente en lo que respecta a su funcionalidad y tecnología. Lo mismo que ocurrirá con las comunidades virtuales, nueva manera de comunicación social y convivencia que se implantará en nuestras vidas. Habrá que prestar especial atención a que esta evolución se haga de manera que no discrimine a las personas con discapacidad, por lo que será necesario una mayor participación de especialistas en su accesibilidad, de manera que ésta impregne las tecnologías básicas y se extienda de manera natural.

No hay comentarios: