domingo, 20 de noviembre de 2011

Vender la accesibilidad web

Hace unos días, un  lector o lectora de este blog (MiRuLu) me dejaba este comentario:
Llevo años intentando convencer a mis jefes de la importancia que tienen los desarrollos web teniendo en cuenta a las personas con discapacidad y por ende las pautas de accesibilidad.

Imagino que sabrás a lo que me refiero, “vender la accesibilidad” a los jefes es una ardua tarea muchas veces imposible de conseguir y IMHO creo que todas las webs deberían plantearse desde un inicio como webs accesibles… ¿¿es que a caso algún arquitecto municipal se plantea hoy en día hacer un acerado sin rampas de acceso adecuadas a discapacitados ¿? .

Creo que en España nos queda un largo camino que recorrer para desarrollar webs por y para la accesibilidad.

Me gustaría que nos dieras consejos en base a tu experiencia de cómo “vender” una web accesible, sí, digo vender por triste que suene porque en mi caso sólo me ha funcionado cuando he expuesto los valores añadidos de la accesibilidad y que se podría decir que no tienen nada que ver con los discapacitados como p.e: El posicionamiento, la longevidad de los desarrollos, los trabajos de calidad y el ahorro futuro en tiempo de cara a nuevas implementaciones etc.

Bueno, menudo reto. ¿Cómo vender la accesibilidad? En mi sitio web sobre accesibilidad web, tengo una página sobre los beneficios de la accesibilidad web, en la que se citan algunos beneficios. Tal como se indica en el comentario, algunos beneficios son "intrínsecos" o primarios porque están directamente relacionados con la accesibilidad (incrementar la audiencia de un sitio web al permitir el acceso de las personas con discapacidad, respetar los derechos de los ciudadanos, cumplir la ley, demostrar la responsabilidad social de la empresa u organización), mientras que otros son beneficios "colaterales" o secundarios (mejorar el posicionamiento en los buscadores, recucir los costes de mantenimiento futuro). Y, desgraciadamente, a veces hay que vender la accesibilidad web apelando a los beneficiones colaterales en vez de a los beneficios intrínsecos.

Los beneficios intrínsecos normalmente se asocian con las personas con discapacidad, pero en realidad, todos nos podemos ver beneficiados en distintas circunstancias. Por ejemplo, el otro día mientras impartía un curso sobre accesibilidad web en la Universidad de Alicante, saqué el tema de la accesibilidad de las estaciones de metro en Madrid (todavía hay muchas estaciones que no son accesibles). Un alumno, que había estado en Madrid hacía poco, se sorprendía de que en algunas estaciones las escaleras que había que subir equivalían a subir a un tercero. ¿La instalación de un ascensor sólo beneficiaría a una persona discapacitada que vaya en silla de ruedas? NO, por supuesto que no, también se beneficiarían:
  • Una persona con otro tipo de discapacidad, como puede ser una persona ciega.
  • Una persona que estuviese lesionada, tuviese un esguince, o mucho peor, fuese con muletas (en realidad, esto es un tipo de discapacidad transitoria o temporal).
  • Una persona que fuese con un cochecito de bebé.
  • Una persona que fuese con un carrito de la compra.
  • Una persona que fuese con una o varias maletas.
  • Una persona que estuviese cansada un día.
  • Una persona mayor.
Y seguro que hay más personas que se pueden ver beneficiadas. En realidad, todas las situaciones anteriores son discapacidades, permanentes o transitorias. O mucho mejor: son situaciones que se salen de lo condiderado como "normal" (¿existe realmente lo "normal"?), pero lo "normal" no es lo "único".

Todos nos podemos beneficiar de la accesibilidad web en algún momento. ¿Qué situaciones se te ocurren? Déjanos un comentario con tus ideas.

Para terminar, un ejemplo de lo positiva que es la accesibilidad web (y de lo negativa que es no tenerla en cuenta). Hoy, 20 de noviembre, día de las elecciones generales en España, es un buen día para revisitar la web del Senado de España. Esta web, que es una vergüenza que exista (quizás sea una muestra más de lo útil que es el Senado en España), la he criticado varias veces en los últimos meses:
Hoy en vuelto a visitar la web para comprobar si había alguna novedad y me he encontrado con lo siguiente:


En la parte inferior de la página se puede intuir algo, pero no hay barra de desplazamiento vertical, por lo que es imposible leerlo. Esa zona ampliada es la siguiente:


Si accedemos a la página con Google Chrome, tampoco podemos ver lo que hay al final de la página:



Si accedemos a la página con Opera, tampoco lo podemos ver:



Finalmente, si accedemos con Internet Explorer, ya podemos ver sin problemas lo que pone en la página:


Este es un ejemplo de discapacidad o discriminación tecnológica: considerar que todos los usuarios emplean Internet Explorer, y no preocuparse por el resto de usuarios.

MiRuLu, para convencer a tu jefe o a un cliente, le podrías preguntar si le gustaría que le obligasen a utilizar un navegador concreto para navegar por la Web, porque si utilizase otro, no podría navegar. Si te contesta que no le gustaría, dile entonces que cuando no se tiene en cuenta la accesibilidad web, se está haciendo lo mismo con muchos usuarios. Si te contesta que sí le gustaría, entonces no te empeñes en convencerle de que la accesibilidad web es importante, nunca lo conseguirás.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Ayuda mucho mencionar el beneficio q indicas: el crossbrowsing y los nuevos dispositivos. Un sitio accesible se ve bien en celulares inteligentes y ipad (safari). Y con poner otra plantilla de estilos podemos tmb hacer una version para todos los celulares. Ese es un mercado q nadie quiere perder.
(Este comentario lo hago desde mi blackberry)

www.mirulu.com dijo...

Hola,

Veo que usamos las mismas técnicas ;-/. Bueno espero que llegue el día en que hacer las webs accesibles se considere algo "normal" y no tengamos que luchar por vender algo "obvio".

No conocia la web del senado, pero estoy contigo en los dos aspectos:
* La dudosa utilidad del Senado
* Y la calidad de su web
* Añadiria este punto y, sin querer ofender a nadir, creo que la web la hizo algún sobrino de algun senador en los ratos libres del recreo, si no es así, me siento estafado por pagar con parte de mis impuestos esta web.

Saludos.

Dani dijo...

Suele pasar que cuando las cosas van bien no le damos valor a ese buen funcionamiento. Que una página web sea accesible sin duda puede ayudar a cualquier persona que esté navegando por ella en muchas situaciones.

Por ejemplo, si necesitáramos hacer una consulta importante y nos encontrásemos en un sitio donde, por alguna razón, la conexión sea mala o muy lenta, podríamos navegar sin problema por una web accesible sin tener que esperar a que se descarguen elementos pesados como pueden ser imágenes o gifs.

David Ferrer dijo...

Con respecto a la pregunta planteada en esta entrada, aquí van un par de situaciones que una persona sin discapacidad puede beneficiarse de la accesibilidad.

Un aspecto que ya se ha hablado en el curso mencionado, y que no se han dicho aquí, son los contrastes de los colores en la web. Una persona con discapacidad visual puede no distinguir colores de fondo / texto si estos no contrastan lo suficiente, pero ¿solo ellos se benefician de una web con colores contrastados? No. Visualizar una web desde un terminal móvil en mitad de una zona sin sombras y con luz por todas partes (véase por ejemplo un esplendido día playa sin sombrilla…) puede ser un verdadero reto para cualquiera si los colores no contrastan lo suficiente.

Otro punto puede ser la visualización de video donde lo que se dice es importante, por ejemplo un videotutorial, un comunicado, etc… Una persona sorda requiere de un subtítulo para la correcta comprensión del video, pero ¿solo ellos se benefician de una web con videos subtitulados? No. Visualizar sin subtítulos en un entorno con ruido (por ejemplo en mitad desfile) o por el contrario, en un entorno donde se requiere silencio (por ejemplo ¿en una clase?) puede ser perder el tiempo para cualquiera si no se sabe lo que transmite el video.

Doc dijo...

Además de lo comentado anteriormente, cabria explicar a un jefe (que no tenga conocimientos de accesibilidad) que algunas de las pautas para realizar un sitio Web accesible son más que ovbios.
Por ejemplo, aportar una información clara y bien estructurada, sin frases enrevesadas puede ayudar a todo tipo de usuarios, y sobre todo a los usuarios con deficiencias auditivas innatas.
Una página bien diseñada puede permitir una mejor búsqueda de información relevante, por lo que el resultado de un buscador puede ser más representativo y fiable, permitiendo que se encuentre lo que se estaba buscando con mayor facilidad.
Además, las pautas para un diseño web accesible está marcado por el W3C, por lo tanto, garantizar los puntos que de verificación impuestos por el W3C para accesibilidad, en gran medida, garantizarán una calidad de la Web que impedirá ciertos errores típicos que podrían hacer que algunos navegadores no la interpretasen correctamente. Por poner un ejemplo, proporcionar alternativas a un video, permite que en caso de no tener el reproductor adecuado, la información importante contenida en dicho video se pueda obtener por otra vía, no dejando al usuario sin poder acceder a ella.

Jose dijo...

Cualquier persona que sufra una lesión en una extremidad superior es un discapacitado durante un periodo de tiempo determinado. Una lesión en una mano o brazo merma significativamente las capacidades motoras de un usuario al navegar por una web. Y más todavía si tenemos en cuenta que no está acostumbrado a esa situación transitoria.

Hay lesiones oculares que pueden necesitar cubrir alguno de los ojos o hacen perder parte de la visión durante unos días. En ese caso esa pérdida de visión afecta las capacidades de navegación por la web, por lo que una web clara paliaría en parte esas dificultades.

Sergio dijo...

Respecto el último comentario, "Cualquier persona que sufra una lesión en una extremidad superior es un discapacitado durante un periodo de tiempo determinado", hay dos situaciones muy típicas que se corresponden a esta descripción:
- Cuando una persona está hablando por teléfono, sólo puede utilizar una mano.
- Cuando una persona tiene un bebé en brazos, sólo puede utilizar una mano y a veces con muchas dificultades porque el bebé no para de moverse.

Ángel Andrés dijo...

Me gustaría aportar mi granito de arena con las siguientes ideas: Flash y banners.
Aunque estas palabras ya de por sí solas ya lo dice todo, voy a explicarme.
¿Por qué nos bombardean constantemente con banners y elementos en flash muchas páginas?
Muchos banners pueden ser tremendamente inútiles y bloquear el contenido al cual deseamos acceder, sobre todo aquellos que se colocan por delante del documento en forma de publicidad y que hay que tener precisión milimétrica para cerrarlos. Estoy seguro que a más de uno le ha pasado. No quiero ni pensar lo que tiene que ser para una persona con problemas motrices en una mano, o con un brazo roto cerrar estos anuncios intrusivos...
Otro punto son las páginas en flash, páginas que ralentizan la conexión de una forma notable y que bajo el pretexto (en muchos casos) de hacer las cosas "más intuitivas" consiguen justamente todo lo contrario, hacer formularios lentos y pesados, sin tener en cuenta que, por ejemplo, en la mayoría de terminales móviles actuales, no son capaces de reproducirse.

David Mesas dijo...

Respodiendo a la pregunta mencionada antes:

Todos nos podemos beneficiar de la accesibilidad web en algún momento. ¿Qué situaciones se te ocurren? Déjanos un comentario con tus ideas.

En algún momento de nuestra vida, todos podemos pasar por alguna situación que nos ponga alguna barrera para poder acceder al contenido de una web. Esos problemas pueden ser desde problemas en la conexión, el terminal o simplemente algún fallo en algún plugin, también pueden ser problemas físicos temporales como un problema de visión en la pantalla o dificultad a la hora de escuchar algún sonido. Sería un pena que por no tener en cuenta unos pequeños detalles del diseño no pudieramos acceder al contenido.

José Manuel Cámara Iglesias dijo...

Hola,

Parece que soy el último - o de los últimos - que comenta. Muchas ideas ya se han dicho, voy a intentar no machacar ninguna.

Yo creo que hay muchos aspectos que son útiles para todos, se tenga o no una discapacidad.
-Se ha hablado de subtitular los vídeos, obviamente son imprescindibles para una persona sorda; pero también pueden ser vitales para una persona que desconoce la lengua del vídeo.
-Para la accesibilidad también se recomienda no recargar mucho los textos y acompañarlos de imágenes. Es posible que una persona con una cierta discapacidad no pueda leer un texto complejo, pero esta es una recomendación que se puede aplicar a cualquier tipo de lector, ya que cuando más sencillo de entender sea, mayor interés despertará.

José Manuel Cámara Iglesias dijo...

Hola,

Parece que soy el último - o de los últimos - que comenta. Muchas ideas ya se han dicho, voy a intentar no machacar ninguna.

Yo creo que hay muchos aspectos que son útiles para todos, se tenga o no una discapacidad.
-Se ha hablado de subtitular los vídeos, obviamente son imprescindibles para una persona sorda; pero también pueden ser vitales para una persona que desconoce la lengua del vídeo.
-Para la accesibilidad también se recomienda no recargar mucho los textos y acompañarlos de imágenes. Es posible que una persona con una cierta discapacidad no pueda leer un texto complejo, pero esta es una recomendación que se puede aplicar a cualquier tipo de lector, ya que cuando más sencillo de entender sea, mayor interés despertará.

Sergio dijo...

A propósito de lo que ha dicho José Manuel Cámara, en la vida actual la gente no se detiene a leer los textos, ojea los texto, busca los términos clave y extrae una idea de lo que dice el texto (lo cual muchas veces puede conducir de errores). Por tanto, conviene escribir textos sencillos, que sean fáciles de leer, que expongan al principio las ideas principales, que estén correctamente divididos en párrafos, etc.

Joan dijo...

Por mi experiencia, y algo que no se ha comentado todavía. Muchas veces creemos que todo el mundo tiene los mismos conocimientos y habilidades. Y no es así, muchas veces el diseño de las webs es tan dificil de entender, no sabes donde está la información que buscas, lleno de animaciones, que pueden crear confusión en muchos usuarios, o incluso composiciones de colores bastante inapropiadas, hay quien no se acuerda que hay gente daltónica.
Por lo que si se utiliza un diseño sencillo y claro, todos podremos encontrar la información que buscamos e incluso de una manera mas fácil.