lunes, 20 de mayo de 2013

La ley de transparencia y el Ministerio de Sanidad

Anoche, el programa Salvados de la Sexta emitió Sin transparencia, que trató el tema de la ley de transparencia que se está tramitando en España.

Hace poco más de un año, el Gobierno habilitó el sitio web Ley de transparencia para que cualquiera pudiera aportar comentarios y sugerencias al proyecto de esta ley.

Desgraciadamente, fue una demostración bastante burda de "transparencia", tal como comenté en mi entrada La Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno empieza mal, muy mal.

Básicamente, era mentira que pudiera participar cualquiera, ya que el formulario para enviar una sugerencia tenía un captcha visual que suponía una barrera de accesibilidad para diferentes grupos de usuarios, como los usuarios ciegos, los usuarios con baja visión o los usuarios con problemas cognitivos.

Pero además, ¿dónde estaban las aportaciones que habían podido haber hecho otros ciudadanos? ¿Por qué no se permitía un debate abierto? ¿Por qué no se podía verificar si las sugerencias que habían hecho los ciudadanos se habían tenido en cuenta en la modificación de la ley? Tal como estaba montado el sistema, la transparencia y el acceso a la información era nula.

Una ley de transparencia es necesaria para evitar cosas como la imposibilidad de obtener información básica del Estado que rige nuestras vidas.

Por ejemplo, desde hace más de un año estoy reclamando información al Ministerio de Sanidad sobre las denuncias por falta de accesibilidad web presentadas en España:
Sin embargo, ya ha pasado más de un mes desde la última comunicación y sigo esperando.

[Actualización 22/05/2013]

Un artículo publicado en la revista Eroski Consumer: ¿Por qué es importante la transparencia institucional en la era de Internet?

En este artículo se puede leer:
El Gobierno español tramita un proyecto de ley de transparencia y buen gobierno, cuyo borrador puede consultarse en Internet. Esta ley también tuvo una consulta pública entre los meses de marzo y abril. Recibió 3.683 aportaciones de particulares, empresas, ONG y desde dentro de la propia Administración. Además, la web del anteproyecto tuvo durante sus primeras semanas más de 80.000 visitas, fruto del interés social por el desarrollo de esta norma. A pesar de esto, muchos de sus informes internos se han conocido mediante filtraciones en los medios. Además, algunas asociaciones civiles como Access Info consideran que el redactado actual de la ley no cumple con los estándares internacionales de transparencia.