viernes, 28 de octubre de 2016

Los problemas que causa la publicidad invasiva

Un periodista me ha contactado para escribir un reportaje sobre cómo la publicidad invasiva en Internet afecta a los usuarios invidentes.

La publicidad invasiva no sólo afecta a las personas ciegas, afecta a todo el mundo, se ha convertido en una verdad plaga muy muy molesta.

Después de hablar con tres personas ciegas sobre el tema puedo contar lo siguiente:

Cuando una persona ciega accede a un sitio web y le aparece publicidad invasiva, le genera desconfianza porque no sabe lo que hay detrás de esa publicidad.

Lo peor es cuando la publicidad contiene un vídeo que se reproduce automáticamente, ya que el audio del vídeo se mezcla con el audio de su lector de pantallas. Intenta cerrar la publicidad invasiva pero en la práctica totalidad de las situaciones no puede, así que le produce una gran frustración por la falta de control sobre la página. Se siente sin recursos, pulsa Esc, pulsa las flechas y no consigue para el vídeo o salir de la publicidad.

Las personas ciegas con las que he hablado coinciden en afirmar que han notado un fuerte incremento en las páginas con publicidad invasiva basada en vídeos durante el último año. Una explicación a ello puede ser:
Cierto y la razón es que a la hora de monetizar tanto una app como un servicio onLine se paga más por ver parte o totalmente un vídeo que por visualizar un banner publicitario. Tranquilo, prefiero seguir monetizando a la antigua usanza y no voy a usar estos canales de monetización por el momento ;-)
Una de las personas ciegas me contó que a veces usa la estrategia de entrar en la página, volver atrás y volver a entrar una segunda vez con la esperanza de que la publicidad no salga la segunda vez. Algunas veces funciona esta técnica. Sin embargo, otra de estas personas es más "radical":
Yo doy menos oportunidades, si no puedo cerrar la publicidad considero que el sitio web que la genera no quiere a los usuarios por lo que yo no los quiero a ellos. Internet es muy grande y la información puede estar en muchas partes.
Una de las personas ciegas me dijo que esa publicidad no le interesa para nada, porque cuando quiere comprar algo va directamente a una tienda en línea como Amazon o eBay. Esta persona además me comentó algo que yo desconocía, el modo atenuar audio:
La autoreproducción de vídeo o audio y encima de caracter publicitario es muy molesto. Por suerte para mi uso Safari en Mac y tengo un atajo de teclado para activar el modo "atenuar audio" para que siempre el lector de pantallas suene por encima del resto del audio. De esta forma busco el botón para parar el vídeo y si no, cierro la pestaña del navegador.
He buscado por Internet y he encontrado dos alternativas para otros sistemas:

  • La extensión Audio EQ para Google Chrome permite controlar el audio de lo que se reproduce en una página web a través de las etiquetas audio y video de HTML5. No funciona para los contenidos en Flash o Silverlight.
  • NVDA posee la opción Audio Ducking Mode (9.1.2. Synthesizer Selection (NVDA+control+s))  que reduce el audio del resto de sonidos del sistema cuando el lector de pantallas NVDA está emitiendo sonidos.
Y unos comentarios finales que apuntan una posible solución:

Si, hasta hace poco usaba un bloqueador de publicidad pero como ahora los periódicos, algunos servicios de Google y demás se han puesto estrictos y si detectan que usas una extensión de bloqueo de publicidad no te dejan visitar el sitio web. No entienden que lo de no querer publicidad no es sólo por comodidad, es por necesidad, su sistema publicitario provoca cuelgues de lectores de pantalla, confusión en la navegación o pérdida de acceso a la información del lector de pantalla (solapamiento de audio). Lo de cuelgues sucede dependiendo de la combinación de navegador y lector de pantallas. Prueba con Internet explorer 9 y Jaws 14 en Windows7 a visitar una de estas publicidades...

Por otra parte no se si hay algún mecanismo legal para obligar que este tipo de páginas coloquen un enlace o botón para cerrarlos. Leñe, con la caña que nos han metido a todos para el tema de las cookies y luego para el tema realmente conflictivo ni se les sopla el flequillo... en fin, mejor no hablar de política.


1 comentario:

Dani de Saro dijo...

Hola Sergio, muy acertado el artículo. Creo que la publicidad es una de las plagas del mundo actual, y en internet se ha desbocado completamente. Ya te obligan claramente a comerte la publicidad sin ofrecer ninguna opción para evitarlo, lo que me parece que debería impedirse por ley.

Yo también cierro sin miramientos cualquier página donde me salte un video automático, un asqueroso anuncio que te cubre toda la pantalla o un audio que en ningún momento solicitaste.

Utilizo mi propio 'truco' para evitar esto, que consiste en limpiar los archivos temporales de internet, acceder al sitio web que quiero, si tiene publicidad molesta lo que hago es acceder a la carpeta de archivos temporales, y buscar allí cualquier tipo de archivo cuyo origen no sea la dirección url de esa página (la publicidad casi siempre va insertada en marcos que apuntan a otros dominios externos), y entonces voy a mi archivo hosts y allí añado las direcciones web de esos marcos, evitando así que a partir de entonces se cargue en mi navegador cualquier tipo de basura procedente de esos dominios.

Se queda uno asombrado al hacer esto, de cosas como que cuando accedes a la web de un site, no sólo entras en ese dominio. En el caso de algunos periódicos he llegado a contar cerca de 50 dominios web que se cargaban en el navegador, cuando piensas que accedes a unperiodico.com resulta que te 'están metiendo' sin tú saberlo, contenidos de otros 50 sitios web, algunos de ellos son incluso peligrosos porque van cargados de malware.

Gracias por el artículo, un saludo.