lunes, 11 de diciembre de 2017

La banca online de ING no es accesible y debería serlo

Hace unos meses se publicó el artículo ING incumple la ley: niega a las personas ciegas el acceso a su web (27/09/2017) en el que contesté algunas preguntas que me hicieron sobre la accesibilidad de la banca online de ING. Para contestar las preguntas que me hicieron revisé la accesibilidad del sitio web y mi conclusión fue que era una vergüenza. Tres meses después, sigue siendo una vergüenza. Y supongo que dentro de un año, seguirá siendo una vergüenza.


En el artículo se dice:
Vayamos por parte. ¿Qué sucede en la web de ING para que una persona invidente no pueda utilizarla? Merca2 ha contactado con Segio Luján, profesor titular de la Universidad de Alicante del Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos, y su análisis deja en evidencia a la entidad naranja.

Luján explica que “no es manejable mediante el teclado, si pulsas la tecla Tabulador no se puede acceder a todos los elementos de la página. Además, no se señala el foco, es decir, no se distingue claramente en qué parte de la página está situado el cursor para escribir o para activar un enlace”.

Por lo tanto, el primer problema ya deja fuera de control a las personas ciegas, pero no ha hecho nada más que empezar. “En la página de acceso, donde se introduce el DNI y la fecha de nacimiento, hay una trampa de teclado, algo que no veía desde hacía mucho tiempo. Si introduces una fecha errónea, por ejemplo te equivocas con el día, y luego quieres volver atrás para corregirlo, no se puede, te lo impide el código de la página”.

Por si fuera poco, la inaccesibilidad de ING no solo se hace evidente para las personas ciegas. Según relata el profesor de Universidad, “todo lo anterior afecta a las personas que no utilizan un ratón para controlar el ordenador, como por ejemplo, las personas ciegas y las personas con discapacidad motora”.

Y esto no es todo. El reguero de problemas de acceso a la web de ING para los ciegos es inmenso. Según cuenta Luján, “si se intenta introducir la fecha de nacimiento, el lector de pantalla (el software que emplea una persona ciega para controlar el ordenador) le lee “milímetros” en vez de “MM”, porque lo toma como si fuera la unidad de medida. Eso confunde al usuario y lo puede interpretar de forma incorrecta”.

¿Pero todo esto no lo ha probado ING? “La página no ha sido probada para ver si es accesible para las personas ciegas. Y si la han probado, han pasado totalmente de los resultados que han obtenido”.

El profesor Luján advierte un par de cosas sobre la situación. “En primer lugar, en España el sitio web de un banco debe ser accesible por ley”. Por otra parte cita un ejemplo reciente sobre un caso similar. Iberia fue sancionada hace unos años dado que su web no era accesible. Y eso podría pasar con ING.

No hay comentarios: