jueves, 11 de octubre de 2007

SMIL y la accesibilidad web

He recibido un correo electrónico en el que me preguntan si conozco algún editor de SMIL que permita realizar subtitulado y utilizar el lenguaje de signos. He tenido que contestar que lo desconozco. Pero... ¿qué es SMIL?

SMIL es el acrónimo de Synchronized Multimedia Integration Language, una recomendación del W3C que se emplea para describir presentaciones multimedia, es decir, presentaciones donde podemos combinar texto (con formato), imágenes, audio y vídeo. SMIL es un lenguaje de marcado basado en XML.

Como de costumbre, Microsoft tiene una tecnología con un propósito similar llamada SAMI (Synchronized Accessible Media Interchange).

Para trabajar con cualquiera de las dos tecnologías necesitamos una herramienta de autor para crear el contenido y un reproductor compatible para poderlo visualizar.

En el caso de SMIL, algunos reproductores compatibles son Apple QuickTime, RealPlayer o Microsoft Windows Media Player. En el caso de SAMI, Microsoft Windows Media Player es compatible con esta tecnología.
Ambas tecnologías se pueden emplear para proporcionar subtítulos y transcripciones de la pista sonora de algún elemento multimedia de nuestras páginas web como los vídeos. Con esta tecnología podemos sincronizar los subtítulos y cualquier otro elemento con el vídeo.

En la página Webcasting Samples se pueden encontrar varios ejemplos para diferentes reproductores multimedia. A continuación incluyo dos ejemplos con dos estilos diferentes, uno integrado en la propia página web y otro que hace uso de forma externa del reproductos Microsoft Windows Media Player: