miércoles, 26 de septiembre de 2012

Cómo mejorar la accesibilidad para las personas con problemas cognitivos

Estoy leyendo el libro Accessibility Handbook, de Katie Cunningham y publicado por la editorial O'Reilly (2012).

El libro es interesante, pero no he encontrado muchas cosas que me hayan sorprendido. Sin embargo, sí que me ha sorprendido el capítulo 5 "Cognitive Disabilities", ya que normalmente es un tema que no se suele tratar en libros similares.

En este blog he escrito en muy pocas ocasiones sobre los problemas cognitivos, así que es un tema que me interesa mucho ya que tengo mucho que aprender.

¿Qué he aprendido en este capítulo?

En primer lugar hay que centrar el problema. Bajo el concepto de problemas cognitivos se agrupan discapacidades tan diversas como el síndrome de Down, el autismo y la dislexia. Este libro se centra en la dislexia, en los desórdenes por déficit de atención (el famoso trastorno por déficit de atención con hiperactividad) y cualquier otro desorden originado por problemas de procesamiento de la información.

Respecto a la dislexia, los consejos que se proporcionan son:
  • Utiliza una fuente clara y que no produzca confusión porque dos letras distintas tienen un glifo similar (como las letras b, d, p, q, que normalmente son el mismo glifo pero rotado). Curiosamente, se recomiendo el uso del tipo de letra Comic Sans.
  • Utiliza texto real y no imágenes: esto permite a los usuarios con problemas utilizar hojas de estilo propias con sustitución de la tipografía empleada. En cualquier caso, se recomienda el uso de tipos de letra "sans serif", como Arial, Helvetica, Verdana o Tahoma.
  • El contenido debe ser claro de leer. Para ello, las frases deben ser cortas (no más de 10-15 palabras por frase) y los párrafos deben ser cortos.
  • Los colores de alto contraste pueden dificultar la lectura: un texto negro sobre un fondo blanco puede aparecer como borroso para muchas personas con dislexia. Se aconseja que el color del texto sea gris (por ejemplo, #111) sobre un blanco oscuro (por ejemplo #eee). Además, esto cansa menos la vista para todas las personas.
  • El texto justificado es muy bonito, pero causa problemas. Mejor no usarlo nunca.
  • Las imágenes pueden ayudar y distraer a la vez, no hay una solución general: a muchos disléxicos les ayudan a comprender el contenido, pero a otros les puede distraer.
  • Las animaciones son una gran distracción, mejor no usarlas. Si se tienen que usar, no se debe utilizar la opción de "autoplay" y el usuario debe tener el control para detenerlas.
  • Los anuncios (banners) son un problema, una gran distracción.
  • Cuidado con los fondos, en especial, las imágenes de fondo. Otra distracción y dificultan la lectura.
  • Algunos usuarios con una dislexia muy severa emplean lectores de pantalla, como los usuarios ciegos. Así que, una página web correctamente accesible para un usuario ciego también ayudará a los usuarios con dislexia severa.
  • Algunos usuarios prefieren imprimir la página web y leerla impresa, así que hay que comprobar que la página web se imprime correctamente. Por ejemplo, se puede crear una hoja de estilo CSS específica para impresión.
  • Se debe de proporcionar un mecanismo de navegación global que no cambie al moverse por el sitio web.
Respecto al déficit de atención, los consejos son:
  • Como su principal problema es lograr una buena concentración durante un período de tiempo largo, comparten algunos de los problemas de las personas con dislexia. Todo lo que se ha comentado antes que está relacionado con evitar distracciones les ayuda.
  • Las tareas largas se deben dividir en tareas más cortas. Por ejemplo, un formulario largo se debe dividir en varias partes (paso 1, paso 2, etc.) y se debe proporcionar una indicación del progreso (estás en el paso 1 de 3).
  • Las instrucciones deben ser cortas y nada complejas. Se deben eliminar las palabras o sentencias innecesarias y mucho mejor si se escriben en forma de lista en vez de en forma de párrafo.
  • El uso de vídeos para proporcionar instrucciones puede ser positivo para algunos usuarios, pero negativo para otros, así que se deben proporcionar diferentes alternativas (vídeo y texto).
  • La organización de las páginas es muy importante. Las páginas largas se deben dividir en páginas más pequeñas. Pero para algunos usuarios puede ser contraproducente la división, así que lo mejor es ofrecer ambas posibilidades (todo junto en una página o dividido en varias).
  • Utiliza mecanismos de navegación consistentes, el interfaz no debe sorprender al usuario.

2 comentarios:

Silvia Rodríguez dijo...

Sí, yo también estoy leyéndolo, y me parece fantástico que le haya dedicado un capítulo completo a las discapacidades de tipo cognitivo. En todo caso, es un buen material de referencia, incluso para la docencia. En la 3ª Accessibility Summit Conference, que tuvo lugar ayer, la primera sesión tocó también los problemas cognitivos, y subrayó el uso de "plain language" como la clave para mejorar la accesibilidad web para personas con este tipo de discapacidad.

Silvia

¡Enhorabuena por tu blog!

Sergio Luján Mora dijo...

Silvia, muchas gracias por tu comentario, y muy curioso que estés leyendo el mismo libro al mismo tiempo :-)