miércoles, 11 de septiembre de 2019

Por política comercial no podemos abrir cuentas a personas sordas

Sorprendente lo que he podido leer en Accesibilidad universal “Por política comercial no podemos abrir cuentas a personas sordas”:
Ignacio Benítez, sordo de nacimiento, se llevó una alegría al conocer que Openbank podría informarle de las condiciones de una hipoteca a través de un chat de WhatsApp. "A lo largo de mis 34 años he sido discriminado muchas veces, por lo que esta opción me pareció una buena forma de romper barreras y de acceder por mí mismo a un servicio sin necesidad de que mediase un intérprete", comenta a EL PAÍS RETINA a través de SVIsual, una aplicación que posibilita comunicaciones telefónicas entre personas con discapacidad auditiva y oyentes. Pero tras un breve intercambio de mensajes de texto el pasado seis de septiembre, el agente de Openbank finalizó la conversación con el siguiente mensaje: "Perdona, Ignacio. He consultado la situación y te informo de que, por política comercial, no podemos abrir cuentas a personas con sorderas agudas o totales, ya que no tenemos la posibilidad de una comunicación telefónica, clave en la relación con Openbank". 
Benítez, que forma parte del Comité de Diversidad e Inclusión de Accenture, se quedó "alucinado e impotente" ante ese trato que considera "superofensivo". Tras escribir a distintas asociaciones de usuarios para reclamar sus derechos, compartió su experiencia en las redes sociales y ese mismo día el asunto llegó hasta Ezequiel Szafir, CEO de Openbank, quien enseguida contactó directamente con el afectado para pedirle disculpas y manifestarle su "vergüenza" ante la respuesta "errónea" de su compañía, que no sigue ninguna política comercial como la indicada en el mensaje de WhatsApp. "Es una contestación aberrante debida a un error humano. Rarísimo, violentamente innecesario. No sabemos por qué el compañero del call center respondió así, porque precisamente al ser 100% digital somos el banco perfecto para Ignacio, que puede abrir una cuenta desde internet sin necesidad de hablar con nadie. La tecnología sirve para tirar abajo barreras y nosotros lo demostramos", comenta Szafir a EL PAÍS RETINA.

En España, el 26,2% de las personas con discapacidad afirma que ésta le impide el uso de internet, según el Observatorio estatal de la discapacidad.

No hay comentarios: